Violencia domestica entre homosexuales

maltrato

La violencia doméstica genera los mismos problemas de salud en las parejas del mismo sexo que en las heterosexuales, señaló un estudio publicado en American Journal of Public Health.

Algunas investigaciones sugirieron que la violencia doméstica sería más común entre las parejas homosexuales, indicaron en su informe Robert M. Bossarte y John R. Blosnich, de la West Virginia University.

En tanto, no está claro si los efectos del abuso sobre la salud son distintos en las parejas del mismo sexo.

Para investigar el impacto sobre la salud de la violencia doméstica en las parejas homosexuales y heterosexuales, al igual que las diferencias entre las zonas urbanas rurales y urbanas, los investigadores observaron datos de casi ocho mil personas que informaron haber experimentado abuso verbal, violencia física o sexo sin consentimiento con su pareja.

La información provino del estudio 2005-2007 Behavioral Risk Factor Surveillance System Survey e incluyó a 12 estados estadounidenses en el 2005, ocho en el 2006 y cuatro en el 2007.

Sólo 173 personas informaron ser abusadas por una pareja del mismo sexo, por lo que los expertos no separaron entre víctimas masculinas y femeninas de esta violencia en la mayoría de los análisis.

Las medidas de salud y calidad de vida fueron prácticamente iguales en las parejas de heterosexuales y homosexuales.

Por ejemplo, el 45 por ciento de las víctimas del mismo sexo dijeron que habían padecido más de siete días de problemas de salud mental durante los últimos 30 días, comparado con el 23 por ciento de las víctimas masculinas de parejas heterosexuales y el 34 por ciento de las femeninas entre parejas de distinto sexo.

Cerca del 85 por ciento de los participantes del estudio en las tres categorías informó una baja satisfacción con la vida.

La mala condición de salud fue reportada por el 79 por ciento de las víctimas de parejas homosexuales, el 84 por ciento de los hombres de parejas heterosexuales y el 77 por ciento de las víctimas femeninas de parejas de distinto sexo.

Bossarte y Blosnich hallaron que las víctimas homosexuales de violencia de pareja que vivían en zonas urbanas percibían su salud como el doble de mala, comparado con las víctimas de parejas heterosexuales.

“La comunidad lesbiana, gay, bisexual, transgénero y transexual aún enfrentaría desafíos legales que limitan el reconocimiento de la violencia de pareja”, señalaron los autores.

El equipo concluyó: “Las víctimas de (parejas) del mismo o distinto sexo experimentan similares resultados negativos sobre la salud, lo que destaca la necesidad de brindar servicios inclusivos y considerar la orientación sexual en las investigaciones poblacionales”

Fuente

Ciudad Pride © 2017